La Habana, 19 jul (ACN) Un promedio de 142 medicamentos, de los 369 que aporta BioCubaFarma al cuadro básico, estuvo en falta durante el primer semestre de este año, debido a las dificultades en la adquisición de materias primas y envases, las complejidades de la logística internacional y la situación financiera del país, agravada por el recrudecimiento del bloqueo estadounidense.

Tania Urquiza Rodríguez, vicepresidenta de ese Grupo Empresarial, explicó hoy a la prensa que el pasado año la mayor parte del financiamiento fue dedicado a los fármacos para el enfrentamiento a la COVID-19 y a la investigación, desarrollo y producción de las vacunas cubanas contra la enfermedad.

En el 2022, dijo, la situación del suministro es muy compleja, fundamentalmente por no contar con los insumos necesarios, las dificultades en la transportación, tener que cumplir con plazos de entrega muy largos y financiar por adelantado para lograr las producciones, a lo que cuál se suma que algunos fabricantes dejaron de producir determinadas materias primas y resulta necesario recurrir a otros.

Mencionó que BioCubaFarma actualmente cuenta con más de 120 materias primas o materiales de envase financiados a los proveedores y de ellos 54, que fueron financiados en 2021, aún no han arribado al país.

Urquiza Rodríguez detalló que a estas circunstancias se suma la negativa de algunas navieras de trabajar con Cuba y la persecución financiera impide ingresar a la nación divisas adquiridas por medio de las exportaciones, las cuales pudieran destinarse a la adquisición de medicamentos.

Entre los impactos del bloqueo económico, comercial y financiero ejemplificó el caso de la Fluticasona y el Salbutamol, los cuales se vieron afectados debido a la interrupción del servicio por parte del productor habitual del gas 134a, utilizado para la fabricación de esos aerosoles, lo cual implicó buscar proveedores más distantes.

Para abastecer a los 530 mil pacientes que requieren del Salbutamol han gastado alrededor de tres millones de dólares en la adquisición del producto elaborado y que de fabricarse en el país el costo sería menor, expresó la funcionaria.
La vicepresidenta de BioCubaFarma señaló que ante estas circunstancias tienen un plan de sustitución de importaciones, con la industria nacional trabajan en 10 excipientes (componentes del medicamento) que son comunes y en la automatización y mantenimiento de los equipos con las micro, pequeñas y medianas empresas.

julio 19/2022 (ACN)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code