En un justo homenaje al quehacer de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que arriba a su 120 aniversario el próximo diciembre, la Convención Cuba Salud 2022 devino espacio de reconocimiento y gratitud en nombre de Cuba a esta organización, por “la sabiduría, la entrega y el empeño, con que a lo largo de más de un siglo esta organización se ha comprometido con la defensa de la vida”.

Así expresó el ministro de Salud Pública, doctor José Angel Portal Miranda, quien en nombre del Ministerio de Salud Pública cubano reconoció este martes a la Dra. Carissa Etienne, directora de la OPS, por el apoyo brindado a los sistemas sanitarios de la región en 10 años de labor y, en especial, en el enfrentamiento a la pandemia de covid-19.

Durante su intervención, Portal Miranda recordó los años de cooperación entre la mayor de las Antillas y ese organismo. “Para Cuba constituye un alto honor acompañar el trabajo de la OPS desde su fundación. La Isla, como miembro fundador de esta prestigiosa organización en 1902, estuvo representada en su reunión constitutiva por dos eminentes expertos: el Dr. Carlos Juan Finlay y Juan Quitera Gener, este último fue durante varios años miembro del Comité Ejecutivo de la OPS”, dijo.

Esa cooperación, según el ministro, se consolidó tras el triunfo de la Revolución cubana, pues fue vital después de 1959 el apoyo de la OPS durante las campañas de vacunación y para la erradicación del paludismo.
“La apertura de la representación de la OPS en La Habana, en 1965, y el nombramiento por primera vez de un representante de la OPS en Cuba, fueron acciones que permitieron iniciar un proceso de intercambio más consolidado y en consonancia con las prioridades del país en materia de desarrollo sanitario”, expresó Portal Miranda, quien afirmó que todos los programas que se han desarrollado en conjunto con la OPS han contribuido al perfeccionamiento del sistema de salud cubano, pues el principio de trabajo promovido por la organización para fortalecer el sistema sanitario -que verdaderamente respalde el derecho a la salud y a la vida- es para Cuba un propósito indisoluble de trabajo.

El titular cubano reconoció que a Fidel se debe el impulso concedido a esas relaciones, pues supo reconocer en toda su magnitud el valor de la organización como baluarte para la cooperación regional y el desarrollo de los sistemas sanitarios.

“Si bien la lista de logros y acciones comunes es bastante extensa, no puedo dejar de mencionar el apoyo que ha significado para Cuba el trabajo conjunto para el enfrentamiento a la pandemia de covid-19”, dijo el ministro y destacó el trabajo de la doctora Carissa durante su período al frente de la organización. “Si alguien en el contexto internacional tiene una idea clara y precisa de los esfuerzos realizados por elevar la calidad de los indicadores de salud de la población cubana y mejorar la calidad de la atención, es ella”.

El Minsap también distinguió a la representación de ese organismo internacional en Cuba y agradeció por sus aportes a la Salud Pública y por el compromiso con la vida y los pueblos de las Américas.

Asimismo, la directora de la OPS, Carissa Etienne, reconoció a Cuba por ser un país activo dentro de la organización y afirmó que hay muchas razones para celebrar y sentirse orgullosos en estos 120 años.

“Cuando se fundó la OPS teníamos la visión de que la salud sería un componente imprescindible para propiciar un contexto más amplio de desarrollo económico, seguridad nacional, comercio y bienestar social. La solidaridad y el panamericanismo de aquel entonces siguen siendo valores fundamentales que permiten a la OPS y sus miembros liderar iniciativas estratégicas de colaboración para extender la equidad en el ámbito de la salud, combatir las enfermedades, trabajar para lograr la cobertura universal de la salud y mejorar la calidad de la salud y la vida de los pueblos de las Américas”, dijo.

De igual modo, consideró que la salud debe estar en el centro de la labor de los países, dirigida a la recuperación, a la preparación para futuras pandemias y al abordaje de las desigualdades que la región enfrenta desde hace mucho tiempo.

Para Etienne, el aniversario de la OPS es una forma de apoyar el compromiso de los Estados miembros con políticas, decisiones y medidas sólidas en el ámbito de la salud pública, sobre la base de las enseñanzas obtenidas durante estos años de trayectoria.

En el encuentro, un panel dedicado al 120 aniversario de la OPS abordó disímiles temáticas como la mirada histórica al vínculo entre la organización y el sistema de salud cubano, a cargo del Dr. C. Enrique Beldarraín Chaple; la ciencia y su papel en el futuro de la salud pública, por el destacado científico Agustín Lage Dávila, y los retos de las enfermedades no transmisibles y el envejecimiento poblacional en Cuba, un tema expuesto por el doctor Salvador Tamayo Muñiz, director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles del Minsap.

Asimismo, Tania del Pino Mas, comunicadora de OPS-Cuba expuso la campaña y el programa de actividades previsto para la celebración.

Presentan serie conmemorativa de libros sobre sanidad en Cuba en homenaje a OPS

Cinco textos que conforman la serie conmemorativa 120 años de la OPS, coordinada por el Minsap y la OPS en Cuba y donde intervinieron 231 autores, fueron presentados en la segunda jornada de la Convención Cuba-Salud 2022.

En este más de medio siglo se ha configurado una historia de luchas y esfuerzos impulsados entre todos los Estados miembros de la OPS, como ha ocurrido con la actual pandemia de coronavirus.

A modo de homenaje ante esta trayectoria, el Ministerio de Salud Pública y la OPS presentaron esta serie de libros, que destacan temas y hechos relevantes de la sanidad en la nación caribeña.

En el encuentro trascendió que las publicaciones aspiran a ser un testimonio y agradecimiento a los miles de trabajadores que a lo largo de este tiempo han construido una mejor salud para todos los pueblos de la región.
La doctora Ileana Alfonso, directora del Centro Nacional de Información en Ciencias Médicas, presentó los cinco volúmenes.

El primero de ellos, bajo el título Organización Panamericana de la Salud. 120 años con Cuba, destaca en sus páginas cómo la OPS ha acompañado a los países de la región, enfrentando situaciones que afectan el bienestar, la salud y la vida de las personas.

Entre esos países, Cuba es mención obligada al narrar muchos hitos en la historia de la organización, a la vez que la organización está profundamente vinculada con la historia de la salud pública de la isla caribeña.

A sintetizar esta larga trayectoria de cooperación se dedican las páginas de la presente obra. En ellas se destacan hechos y temas relevantes del vínculo, tales como el acompañamiento a programas e instituciones, la formación de recursos humanos, la promoción de salud, la gestión del conocimiento, la lucha contra epidemias, la prevención de enfermedades no trasmisibles, el enfrentamiento al cambio climático, el estrecho trabajo con centros colaboradores y la proyección futura de la colaboración mutua.

Otro de los libros: Enfermedades no trasmisibles en Cuba, repasa en sus páginas la evolución de estrategias, programas, planes, proyectos y acciones para la prevención, la vigilancia, el tratamiento y el control de las enfermedades no trasmisibles en el país.

Al respecto, sus autores enfatizan el desafío que imponen, sobre todo, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la enfermedad respiratoria crónica y la diabetes, entre las principales causas de mortalidad en Cuba.
Al exponer en el texto hitos en la búsqueda y el perfeccionamiento de ideas y soluciones en pos de mejorar el estado de salud de la población, resaltan el acompañamiento de organizaciones internacionales como la OPS, con su apoyo crucial en el desarrollo de campañas, iniciativas comunitarias, el fortalecimiento de capacidades técnicas y recursos que han permitido alcanzar resultados y experiencias exitosas en la nación caribeña.

Envejecimiento saludable en Cuba es otro de los volúmenes de la serie, que reconoce la necesidad apremiante de abordar la definición de envejecimiento saludable, más allá de la ausencia de enfermedades.

El libro muestra el escenario sociodernográfico actual y las proyecciones relacionadas con la salud, la atención y el cuidado integral de las personas mayores en Cuba. No solo se exponen las experiencias, evaluación y estrategias de intervención en aquellos que padecen algún grado de discapacidad, dependencia o afectación de la salud mental, incluidas las relacionadas con los protocolos de atención de la covid-19 y el trabajo social como pilar indispensable de toda la atención; sino también las miradas desde los medios de comunicación, las cátedras universitarias del adulto mayor, los aspectos jurídicos y de protección social y las acciones encaminadas al objetivo común de proporcionar más calidad de vida, oportunidades a las personas mayores y espacios colaborativos con organizaciones como la OPS.

La gestión de la ciencia y la innovación resulta vital para el funcionamiento del Sistema Nacional de Salud como parte integral del sector, y de su desarrollo exponencial depende en buena medida el mejoramiento continuo de los principales indicadores sanitarios del país, los que se expresan directamente en la calidad de vida de la población cubana.

El libro Ciencia, tecnología e innovación en Cuba ofrece un acercamiento a temas como la investigación médica, la gestión de la ciencia y la innovación en salud, las diferentes estrategias sanitarias, la gestión de ensayos clínicos, la Autoridad Reguladora Nacional y sus especificidades, la normalización y gestión de la calidad en salud, la industria biofarmacéutica cubana, las perspectivas de desarrollo del Sistema Nacional de Salud basado en la innovación tecnológica y la ciencia cubana en el enfrentamiento a la covid-19.

El cambio climático y la salud en Cuba completa la serie de cinco libros a propósito de los 120 años que cumple la OPS, y refleja la colaboración de la organización con los profesionales del país.

Este libro intenta compilar una buena parte de la información científica e histórica disponible sobre temas de investigación realizados en Cuba relacionados con el impacto del cambio climático y los determinantes ambientales en la salud de la población, así como la colaboración de la OPS con ellos.

Se abordan aspectos introductorios al cambio climático y su efecto en la salud humana, que se profundizan en dos capitulos dedicados a los impactos específicos en el medio ambiente y en algunas enfermedades seleccionadas.
También se describen las acciones de mitigación y adaptación en el país, y finalmente se cierra con una mirada al futuro desde los riesgos presentes.

octubre 18/2022 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code