Apenas una de cada 10 personas en América Latina y el Caribe completó su esquema de vacunación contra la COVID-19, mientras los hospitales están llenos y las variantes del virus circulan rápidamente, alertaron expertos.
“Somos una región de más de 600 millones de personas en la cual los casos aumentan y las vacunas se necesitan urgentemente”, advirtió la doctora Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud, durante la sesión informativa semanal del organismo sanitario.

Al referirse a la trayectoria letal de la pandemia, recalcó que en la última semana se registraron más de 1,1 millones de nuevos casos y 31 mil muertes en el área de las Américas, incluidos Estados Unidos y Canadá.
Señaló, además, que cuatro de los cinco países con mayor número de muertes semanales reportadas en el mundo se ubicaron en esta región.

Etienne destacó la alta aceptación de los antígenos en América Latina y el Caribe, donde las personas están ansiosas por tener la oportunidad de inmunizarse, sin embargo, aún no se reciben suficientes dosis ni siquiera para proteger a los más vulnerables.

Exgobernador de Río de Janeiro considera a Bolsonaro culpable por muertes de COVID-19 en Brasil
El exgobernador de Río de Janeiro Wilson Witzel responsabilizó al presidente Jair Bolsonaro por las abultadas cifras de muertes por COVID-19 en Brasil, donde creó una narrativa para evitar las consecuencias de la pandemia.

“¿Cómo es posible que haya un país en el que el presidente de la República no dialogue con un gobernador de estado? Y el mandatario los dejó a merced de la desgracia”, afirmó Witzel en la comisión investigadora del Senado (CPI) sobre la gestión gubernamental ante la COVID-19.

Witzel denunció que “el único responsable de las más de 450 mil muertes que hay (por el patógeno) tiene nombre y dirección, y debe responder aquí, en la Corte Penal Internacional, por los hechos que cometió”.

El antiguo aliado del ex militar en la campaña electoral de 2018 que le llevaría al poder acusó además al Gobierno federal de actuar a propósito para dejar a las divisiones territoriales en un contexto vulnerable ante la crisis sanitaria causada por el virus.

“Los gobiernos estaduales estarían en una situación frágil, porque no podrían comprar insumos, respiradores e incluso atender a sus pacientes en el Sistema Único de Salud, que, aunque es excelente para un país como el nuestro, tiene dificultades”, apuntó.

Según Witzel, los gobernadores intentaron reunirse varias veces con Bolsonaro para planificar una acción conjunta durante la calamidad de salud por el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, pero no pudieron hacerlo. “El Gobierno federal politizó la pandemia”, aseguró.

En su séptima semana de alegatos, la CPI supervisa el desempeño del Poder Ejecutivo ante la COVID-19 que cobró hasta la fecha más de 490 mil vidas perdidas y cerca de 18 millones de infectados.
(Con información de Prensa Latina)

junio 17/2021 (Cubadebate)

junio 17, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , , , , , , , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code