El sensible tema del duelo, como parte de la COVID-19, fue abordado por el doctor en Ciencias Jorge Grau Ávalos, jefe del Grupo Nacional de Sicología del Minsap.

Un tema tan sensible como el manejo de las pérdidas en tiempos de la COVID-19, y el duelo que presupone en los familiares más cercanos del fallecido, abordó el Doctor en Ciencias Jorge Grau Ávalos, jefe del Grupo Nacional de Sicología, del Minsap, al término de la conferencia del doctor Francisco Durán García, este miércoles, sobre la situación de la pandemia en Cuba.

Al decir del experto, se entiende por duelo al proceso que sobreviene después de la pérdida, proceso que suele ser largo (por uno o más años), doloroso, de aflicción y cargado de sentimientos, que es parte de lo más lamentable en nuestras vidas, y que al final nos llevará a la calma y la reconciliación.

Dijo que no se trata de una enfermedad ni puede verse así, pues cuando un duelo se complica sí puede ser un riesgo para enfermar y en el peor de los casos pudiera requerir de tratamiento terapéutico. Por demás, recomendó no medicarse ante ese dolor, porque lejos de ayudar, de conseguir alivio alguno no se conseguirá olvidar ni encontrará solución al problema.

No obstante, precisó que a diferencia de las muertes por enfermedades crónicas, en personas que por determinado padecimiento o avanzada edad se espera su pérdida, en estas causadas por el coronavirus y cada día más en hombres, mujeres y niños que llevaban una vida sana, con muchos sueños y esperanzas, el impacto suele ser mayor para sus allegados.

Realmente por inesperado es más doloroso, pero aconsejó no ser tan duros con nosotros mismos, pues informados de la agresividad de la COVID-19 en todo el mundo, lo mejor es pasar nuestro duelo en familia, respetando el desahogo emocional de las personas, y evitando frases vacías como: «no te pongas así, mira que esto pasa», y otras más inoportunas.

De igual forma, el doctor Grau Ávalos recomendó que lejos de cambiar de casa, de trabajo, o cambiar las cosas que recuerdan al fallecido, es mejor una forma de homenaje, de tertulia sobre sus gustos y manías, escuchar su música, poner a la vista su foto acompañada de flores, y hasta si se desea crearle una especie de altar en la vivienda.

Según su apreciación muchos de los duros momentos conocidos hoy en día vienen dados porque no todo doliente ha podido despedirse ni ver al familiar por última vez, y ante ese trance recordó estrofas del poema No te mueras con tus muertos, del escritor y sicólogo argentino René Trossero, por ese gran sentido de respetar sus destinos y de dejarlos ir en paz.

agosto 26/2021 (Granma)

agosto 27, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code