Cinco nuevos productos destinados al manejo y control de la Covid-19 y otros para la pesquisa neonatal figuran entre los resultados del Centro de Inmunoensayo (CIE), entidad que llega en este 2022 a su 35 aniversario.

El generador de flujo utilizado por el ventilador nacional Ventipap Neuronic y una batería de diagnosticadores fueron algunos de los aportes de la institución al enfrentamiento a esa enfermedad.

Durante el balance de trabajo la institución en 2021, la directora del CIE Niurka Carlos resaltó que durante el periodo obtuvieron la Certificación de Empresa de Alta Tecnología y la de Buenas Prácticas de Fabricación para los Diagnosticadores SUMA.

El centro, que logró exportar productos a países como Venezuela, Colombia, México y Argentina y aspira llegar a otras 21 naciones, trabajó en el desarrollo de proyectos relacionados con el empleo de nanopartículas y otros para la certificación de sangre.

Entre los logros del año precedente destaca el ensayo clínico de la vacuna cubana anti-COVID-19 Abdala en su fase 3, en el que diagnosticador UMELISA anti- SARS-CoV-2 se aplicó para la evaluación de 48 mil muestras de los individuos incluidos en el estudio previo a la vacunación.

También en el ensayo clínico Meñique para la valoración de las muestras de los niños incluidos en el estudio previo a la vacunación.

Otro de ellos, el UMELISA SARS-CoV-2 anti RBD se ha utilizado en 22 ensayos clínicos relacionados con vacunas nacionales y extranjeras tanto en Cuba como en otros países en adultos y niños, para evaluar un total de 28 mil 510 muestras.

Perteneciente al grupo empresarial BioCubafarma, la entidad produjo 127 mil 688 estuches de 30 sistemas de diagnóstico, que representaron más de 46,2 millones de determinaciones, cerca de cuatro millones más que en el 2020.

En solo ocho meses, elaboraron más de cinco millones de determinaciones de SARS-CoV-2 Antígeno, puestas a disposición del Sistema Nacional de Salud; así como, los reactivos para la cuantificación de anticuerpos anti-RBD.

Líderes de la Tecnología SUMA, el centro garantiza además el funcionamiento de programas nacionales de salud como el de Atención Materno Infantil, en el que se han estudiado casi cinco millones de gestantes y detectado nueve mil 163 malformaciones.

La entidad fundada el 7 de septiembre de 1987, utiliza la técnica de inmunoensayo ELISA, Enzyme-Linked ImmunoSorbent Assay y la tecnología SUMA, Sistema Ultra Micro Analítico presente ya en esos momentos en el mundo, pero que Cuba adaptó para utilizar menos cantidad de reactivo y muestra.

El Centro de Inmunoensayo se erige como uno de los primordiales en el desarrollo científico de Cuba, con aportes palpables en la detección de enfermedades como el síndrome de Down y otras genéticas, sida, hepatitis B y C, por solo mencionar algunas. (Tomado de PL)

febrero 04/2022 (Trabajadores)

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code