El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) informó este martes que Cuba trabaja en un estudio clínico con la vacuna anti-COVID-19 Abdala en menores de dos años de edad, ante la amenaza que el virus del SARS-CoV-2 supone para este grupo poblacional.

La nación, tras llevar a cabo una campaña masiva de inmunización para los infantes mayores de dos años, no reporta fallecidos en este segmento, reveló la víspera la investigadora principal de ensayos clínicos de la vacuna Soberana 02, María Eugenia Toledo.

“En total, 1.6 millones de pequeños han sido vacunados en este país con dos dosis de Soberana 02 más una de Soberana Plus en intervalo de 28 días”, aseguró.

Adicionalmente, a los esfuerzos que se acometen para proteger a los niños, el CIGB se enfrasca en demostrar la seguridad, inmunogenicidad y los efectos a largo plazo en la prevención de la Covid-19 del candidato vacunal nasal Mambisa con el estudio clínico Baconao.

El centro refirió asimismo que este inmunógeno se aplica por vía nasal, no contiene tiomersal e induce la generación de anticuerpos a nivel de mucosa, donde está la puerta de entrada del patógeno.

Actualmente, agregó, se evalúa en ensayo clínico fase II como dosis de refuerzo en convalecientes.

Justamente durante esta jornada científicos cubanos expondrán sobre el desarrollo, regulación y despliegue de los preparados anti-COVID-19 (Abdala, Soberana 02 y Soberana Plus) de esta nación caribeña, durante un evento virtual convocado por la Organización Internacional Progresista.

Esa organización reconoció recientemente que la isla ha desarrollado sus propias vacunas, ha inmunizado con éxito a la mayoría de su población y ahora está preparada para ayudar a vacunar al mundo.

“Su enfoque se basa en dos principios: inversión en salud pública e internacionalismo”, alegó.

(Con información de Prensa Latina)

enero 25/2022 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code