El bagacillo de caña —prove¬niente del antiguo central Santa Rosa y que el viento dispersaba como polvillo negro— le trae siempre los recuerdos de su natal Ranchuelo, en Villa Clara. Allí Dagmar García Rivera vivió los pri¬meros años de su vida has¬ta que la familia se mudó a Santa Clara. Leer más