Desde el sábado 10 y hasta el venidero día 16 transcurre en muchos países de las Américas la Semana del Bienestar, que en esta oportunidad tiene al barrio como eje para propiciar entornos saludables.

Cuba se suma, como cada año, a esta iniciativa auspiciada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) desde el año 2011 y que ahora tiene como lema «Nuestro barrio, nuestra salud», en consonancia con el tema del Día Mundial de la Salud 2022: «Nuestro planeta, nuestra salud», que centró empeños en las acciones urgentes a favor de la salud de las personas y del planeta.

A propósito de la actual jornada, la directora de OPS/OMS, Dra. Carissa F. Etienne, refirió que en esta ocasión se había elegido al barrio como tema de la Semana del Bienestar «porque queremos reconocer el valor que tiene en promover la salud y el bien de las personas y comunidades».

Subrayó que esos espacios son fundamentales para nuestra salud y ganan aún más relevancia en este momento, cuando empezamos a convivir nuevamente tras dos años de pandemia, con las limitaciones que nos han impedido disfrutar de la vida en las barriadas.

«Cuando reconocemos los lugares donde pasamos nuestras infancias, donde jugamos y vimos trabajar a nuestras familias, nos hace reflexionar sobre el impacto que ha tenido ese entorno en nuestras vidas».

Cuba y sus barrios

Precisamente, desde el convencimiento de la importancia que tiene el barrio para fomentar identidades, sentido de pertenencia, también autosustentabilidad, desarrollo local y salud, entre muchos otros tantos a favor, Cuba despliega, desde hace mucho, incontables esfuerzos para situar al barrio en su lugar, y especialmente los enclavados en entornos vulnerables.

No por gusto, el doctor José Moya, representante de la OPS/OMS en Cuba, aseguró que esta Antilla Mayor, junto a los estados miembros de la OPS, está comprometida a fortalecer entornos saludables y a facilitar la participación y el empoderamiento de la comunidad como parte de la Estrategia y Plan de Acción sobre la Promoción de la Salud en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2019-2030.

Aunque en esta Semana del Bienestar se intensificarán acciones de saneamiento ambiental y tendrán lugar ferias de salud, actividades docentes, científicas y educativas, como la capacitación de líderes comunitarios, el empeño de este país es mucho más abarcador e integral.

Y no datan estos esfuerzos de solo un puñado de meses. Son continuidad del pensamiento y la acción del Comandante en Jefe Fidel Castro, quien desde siempre abogó por apoyar a las comunidades más vulnerables o en desventaja, y para ello, entre sus muchos aportes, creó el Programa de los Trabajadores Sociales, que recién cumplió 22 años de fundado.

El plan gubernamental que hoy se sigue y que cuenta con sistemáticos chequeos, así como con la visita de los más altos directivos del país a esas comunidades, es un seguimiento de aquellos esfuerzos y se propone, entre otras metas, mejorar la infraestructura de esas localidades, los servicios y, en general, la calidad de vida de quienes allí habitan y han sabido reconocer tantos esfuerzos.

Los reconocen y aplauden porque, en primera instancia, son en función de sus particulares necesidades y expectativas, ya que cada intento transformador parte del diálogo con los vecinos, que proponen y aportan junto a la contribución de muy diversas entidades, porque el control y la participación popular son esenciales.

Y en consecuencia, con la máxima de dirigir junto a la ciencia, las universidades de todo el país han desempeñado un interesante y novedoso papel diagnosticando en esos barrios dificultades, vulnerabilidades, y también juntando el hombro cuando el asunto es palear cemento o sanear un vertedero de basura.

Además de las transformaciones en el orden urbanístico, del mejoramiento de condiciones objetivas, también «se trata de un programa integral que hace énfasis en el crecimiento cultural y espiritual de las personas, y tiene en cuenta la creación de empleos y oportunidades de desarrollo de las personas que habitan estas comunidades».

Así subrayaba el presidente Miguel Díaz-Canel el pasado julio y con sistematicidad ha insistido en esta tesis.
Pero aun cuando la transformación de los barrios no sea cuestión de una semana, vale igual recordar, a propósito de esta Semana del Bienestar, que toma al barrio como vórtice para una buena salud, que fue precisamente en los barrios de toda Cuba donde se libró y todavía se libra el más importante combate por la salud de los cubanos.

Desde el quehacer de los médicos de la familia, las campañas de vacunación, la exigencia por el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias, hasta la lucha antivectorial, y, sobre todo, la responsabilidad y solidaridad ciudadanas, tienen su mejor escenario en los barrios, que son Cuba palpitando entre los vecinos y sus cuadras.

septiembre 12/2022 (Cuba Si)

septiembre 12, 2022 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana, Salud, Salud Pública, Sociedad | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code