Guantánamo, 31 oct (ACN) El comportamiento del Programa Materno-Infantil (PAMI) en Guantánamo fue analizado este domingo en la XXXIV sesión ordinaria de la Asamblea Municipal del Poder Popular (AMPP), correspondiente al décimo séptimo período de mandato, encabezada por Henry Rodríguez Terrero, presidente del órgano de gobierno.

Varias intervenciones de los delegados giraron en torno a la necesidad de imprimir un vuelco positivo a esa gran tarea de salud, una de las prioridades de la Salud Cubana, por su importancia para la futura madre, los niños y la familia en general.

Trascendió en el análisis que el municipio dispone para ese propósito de 130 consultorios del Médico de la Familia, y una cobertura garantizada por mil 591 médicos en la atención primaria, escenario que constituye el primer contacto del pueblo con el sistema de salud.

De esos profesionales, una cifra superior al millar son especialistas en medicina general integral, y más de 500 cursan la residencia de la especialidad: 156 en primer año, 218 en el segundo y 144 en el tercero.

Rodríguez Terrero consideró que “a pesar de esa estructura aceptable a todas luces, los resultados del municipio no se corresponden con los esperados, ni son fiel reflejo de la capacidad y consagración de los profesionales y el resto del personal de la salud en el territorio”.

Varios delegados coincidieron en exigir a la dirección de salud municipal y a sus cinco áreas de salud, mayor consagración para el gran propósito que tienen por delante: mejorar la salud de los guantanameros, y no solo de los que se benefician del PAMI.

Fue objeto de señalamiento el escaso protagonismo de los grupos comunitarios de salud en las circunscripciones, “donde al igual que en el Consejo Popular se decide la batalla, porque allí vivimos todos”, se insistió.

Durante el encuentro, cuyas conclusiones estuvieron a cargo de Yucleidy Ramírez Ramírez, miembro del Buró Provincial del Partido Comunista de Cuba y primer secretario en el municipio donde reside el 42 por ciento de los guantanameros, se analizó también y se aprobó el informe de la Comisión Permanente de Hidráulica, Energía e Inversiones, sobre el abasto de agua a la localidad.

Se reconoció una mejora en el ciclo de distribución, favorecido además en las últimas semanas por precipitaciones providenciales en la cuenca Guantánamo-Guaso, entre las 10 priorizadas por el país para su conservación, y entre las que se incluye otra del Alto Oriente: la del Toa, corriente más caudalosa del archipiélago.

Se enumeraron en la sesión gubernamental deficiencias en la distribución del agua en carros-cisterna, en el cobro del servicio y en la operación de válvulas en la capital provincial, una actividad a la que deben prestar atención especial las direcciones provincial y municipal de la Empresa de Acueductos y Alcantarillado.

octubre 31 /2022 (ACN)

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code