Entre las medidas para evitar la movilidad de las personas, preservar las vidas humanas y los recursos materiales, debido al paso de la tormenta tropical Elsa, se decidió interrumpir el proceso de intervención sanitaria contra la COVID-19 en grupos y territorios de riesgo en algunas regiones del país.

Al respecto, la doctora María Elena Soto Entenza, jefa del Departamento de Atención Primaria de Salud del Ministerio de Salud Pública, señaló a la Agencia Cubana de Noticias que una vez declarada la fase recuperativa o la normalidad en las diversas provincias se irá reanudando el proceso, sin que ello repercuta en el esquema de inmunización, pues existe un periodo de tiempo en el que se admite poder administrar las dosis sin que se pierda la inmunidad.

En el caso de Santiago de Cuba se pospuso, pero debe reiniciarse mañana, y en La Habana, al decretarse la fase de alerta y posteriormente de alarma ciclónica, se suspendió hoy el proceso, que debe continuar cuando se estabilice la situación meteorológica, acotó.

La especialista puntualizó que los candidatos vacunales están a buen resguardo en las instituciones de salud con los grupos electrógenos y en los almacenes de la Empresa Comercializadora y Distribuidora de Medicamentos.

Asimismo, dijo que están garantizadas todas las condiciones para dar inicio esta semana, cuando sea posible, a la intervención sanitaria en hogares de ancianos, hospitales siquiátricos, centros médicos psicopedagógicos y los pacientes nefrópatas por su alta vulnerabilidad ante el nuevo coronavirus.

Hasta la fecha ha concluido la administración del candidato vacunal Abdala en el Municipio Especial Isla de la Juventud y en los territorios capitalinos de Regla, Guanabacoa, La Habana del Este y San Miguel del Padrón, mientras que continúa en el resto de la Capital con favorables resultados.

Además, prosigue la intervención en cinco municipios de las provincias de Santiago de Cuba y Matanzas, así como en Morón, perteneciente a Ciego de Ávila, y en la cabecera de Camagüey.

Soto Entenza reiteró la importancia del uso correcto del nasobuco y el cumplimiento de las medidas higiénicas y sanitarias, aunque las personas ya estén vacunadas, en aras de poder controlar la situación de la pandemia en el país.

Al cierre del 3 de julio se habían aplicado en Cuba seis millones 675 mil 818 dosis de los candidatos vacunales cubanos, dos millones 869 mil 501 personas habían recibido al menos una inmunización, dos millones 196 mil 863 tenían la segunda dosis y un millón 609 mil 454 la tercera.

Julio 05/2021 (ACN)

julio 6, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , , , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code