Ciego de Ávila, 22 ago(ACN) La ejecución de unos 70 objetos de obras, a cargo de diversos actores económicos, posibilita mejoras en la infraestructura del Hospital Provincial General Docente Doctor Antonio Luaces Iraola, de la provincia de Ciego de Ávila, para ofrecer una atención superior a los pacientes.

El doctor Alberto Moronta Enrique, director de esa institución, subrayó la complejidad de las labores en espacios recién concluidos como el Cuerpo de Guardia y las salas de Gestantes A y Cuidados Perinatales, donde se logró, incluso, la recuperación de mobiliario clínico.

Señaló la importancia de conceder valor de uso a recursos con alto nivel de deterioro, lo que amplía las posibilidades de asistencia médica y permite enfrentar carencias existentes en el país como consecuencia de las limitaciones impuestas por el bloqueo estadounidense y dificultades económicas para la importación.

También consideró de envergadura las acciones constructivas en la Unidad de Parto y Cesárea, la Sala D de Medicina Interna y la Cocina‒Comedor, a partir de la asignación de un presupuesto millonario que permite realizar reparaciones capitales para recuperar la vitalidad de esos espacios.

Las reanimaciones abarcan cubiertas y áreas exteriores e interiores, incluidas sustituciones de falsos techos, redes hidráulicas, sanitarias y eléctricas, carpintería y luminarias; además de enchapes y labores de pintura que propician un cambio definitivo en la imagen.

Asimismo, han recibido beneficios las salas de Gastroenterología, Cardiología y Cirugía Pediátrica, la Unidad de Quemados, los quirófanos, el Banco de Leche, Medicina Legal, el Departamento de Transfusiones, el Salón de Protocolo, Estancia Médica y el área de atención a los familiares de pacientes graves.

Otras dos obras, los laboratorios de Microbiología y Clínico, iniciaron prácticamente de cero al definirse nuevos espacios tras aprobarse un cambio de uso del área anterior, en la actualidad destinada al futuro hospital pediátrico de la provincia de Ciego de Ávila, explicó.

Al amparo de las 43 medidas aprobadas en el país para dinamizar el sector empresarial y a partir de experiencias anteriores, las restauraciones en este centro son asumidas por entidades estatales, proyectos de desarrollo local, y pequeñas y medianas empresas, quienes expresan de esta manera sus obligaciones sociales.

La inciativa forma parte del movimiento político Latir Avileño, destinado a promover transformaciones con la participación popular y de los factores que intervienen en la vida económica y social del territorio, de forma que incremente la producción de bienes y servicios con mayor calidad.

Las obras son ejecutadas con financiamiento de Salud Pública, el Gobierno provincial, del Poder Popular y aporte de los organismos que laboran y apadrinan los diferentes espacios del hospital, estos últimos también promotores de donativos de materiales e insumos para facilitar el desempeño de los galenos y la atención médica, expuso.
Moronta Enrique reconoció el esfuerzo de las entidades implicadas en el remozamiento, alguna de las cuales debieron contratar servicios de construcción para cumplir con esa responsabilidad, teniendo en cuenta que sus objetos sociales no se relacionan con acciones constructivas, por tanto, carecían de fuerzas y medios especializados.

El movimiento constructivo se ha desarrollado sin afectar los servicios en las diferentes áreas, lo que implica agilidad de las fuerzas constructoras y capacidad organizativa de los directivos de la institución médica, además del apoyo y la compresión de los pacientes sobre la necesidad y complejidad de las acciones, resaltó.

A la par de las transformaciones constructivas se promueve una campaña de comunicación, sustentada en una estrategia y un manual de identidad que definen un identificador visual, el uso estandarizado de colores y tipografías acordes al sector, acciones dirigidas a los públicos internos y externos, la presencia en las redes sociales y las relaciones de trabajo con la prensa.

Con 27 salas de hospitalización y 507 capacidades de ingreso, este hospital atiende a los más de 250 mil habitantes del centro y sur del territorio avileño.

Asume en la provincia la atención a las maternas en estado crítico y los neonatos con peso inferior a los mil 500 gramos, y los servicios de Cardiología Intensiva, Cirugía Pediátrica y Quemados, este último extendido a infantes de Sancti Spíritus.

También están adscritos a esta institución los centros provinciales de Infertilidad, Genética Médica, y Atención y Educación al Paciente Diabético.

agosto 22/2022 (ACN)

agosto 22, 2022 | Maria Elena Reyes González | Filed under: Cuba, De la prensa cubana, Ministerio de Salud Pública (MINSAP), Salud, Salud Pública | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code