Un ensayo farmacológico realizado en Estados Unidos, descubrió que todos los pacientes que se sometieron a un tratamiento particular para el cáncer de recto habían visto desaparecer el tumor con éxito.

El equipo científico que llevó a cabo el ensayo con el medicamento dostarlimab y vendido bajo la marca Jemperli aclaró que se trató de un estudio muy reducido en el que solo participaron 18 pacientes oncológicos.

Los primeros resultados sugieren que «es sorprendentemente efectivo», y el equipo de investigación indica que la remisión exitosa del cáncer observada en todos los pacientes no tiene precedentes en un medicamento contra el cáncer, publica Science Alert.

El cáncer desapareció en todos los pacientes, indetectable por examen físico, endoscopia, tomografías PET o resonancia magnética.

«Creo que esta es la primera vez que esto sucede en la historia del cáncer», remarcó el oncólogo Luis Díaz Jr. del Memorial Sloan Kettering Cancer Center a The New York Times.

Los pacientes con estos tumores tienden a ser menos sensibles a la quimioterapia y a los tratamientos de radiación, lo que aumenta la necesidad de extirpación quirúrgica de sus tumores.

Estos pacientes con cáncer de recto se deberían haber enfrentado a tratamientos agotadores como la quimioterapia e incluso podrían haber tenido que atravesar una cirugía con riesgos de padecer disfunción intestinal, urinaria y sexual. Afortunadamente, el medicamento los curó completamente.

Al terminar el ensayo y enterarse de que no deberían someterse a ningún tratamiento adicional, los pacientes no podían creerlo: «Hubo muchas lágrimas de felicidad», detalló Andrea Cercek, oncóloga del Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering y coautora del artículo.

El medicamento se administró cada tres semanas durante seis meses y costó alrededor de 11.000 dólares por dosis. El fármaco desenmascara las células cancerosas, lo que permite que el sistema inmunitario las identifique y las destruya.
La doctora Hanna K. Sanoff no participó en el estudio, pero lo calificó de «pequeño pero convincente». Sin embargo, agregó que no está claro si los pacientes están curados. «Se sabe muy poco sobre la duración del tiempo necesario para determinar si una respuesta clínica completa a dostarlimab equivale a la curación», aclaró.

Alrededor de las tres cuartas partes de los pacientes hasta ahora han experimentado efectos secundarios leves o moderados como erupción cutánea, picazón, fatiga y náuseas, pero ninguno ha visto hasta ahora un nuevo crecimiento del cáncer.

El grupo de científicos ahora espera ampliar el ensayo a 30 pacientes.

junio 06/2022 (Cuba Si)

junio 6, 2022 | Maria Elena Reyes González | Filed under: cáncer, De la prensa cubana, investigación, Medicamentos, Salud |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code