Camagüey, 20 jul (ACN) El sistema de salud en la provincia de Camagüey se prepara para la implementación del nuevo protocolo a emplear en el diagnóstico y manejo clínico de los pacientes confirmados, sospechosos y contactos de positivos a la COVID-19, ante el cual autoridades sanitarias indican mayor rigor, en medio del complejo contexto epidémico del territorio.

Así se analizó durante un encuentro de capacitación de funcionarios de la Dirección Provincial del sector, y representantes del Ministerio de Salud Pública con directores municipales de la rama, jefes de áreas de la atención primaria, de estadísticas y subdirectores de asistencia médica en la extensa región.

Carlos Morán Giraldo, subdirector general de Salud Pública en el territorio, señaló entre los cambios del protocolo, que respecto a los contactos de casos confirmados ahora estos pasarán el aislamiento en el domicilio durante 14 días, bajo vigilancia por el personal de salud.

Amplió que, además del médico y la enfermera de la familia, los factores de la comunidad deben también asegurar el necesario aislamiento y las demás medidas higiénico-sanitarias por parte de esas personas.

Las autoridades sanitarias de Camagüey enfatizaron en que para el ingreso de sospechosos y contactos en el hogar, hay que analizar cuidadosamente el estado de la vivienda, pues esta debe contar con condiciones para cumplir las medidas de aislamiento y tratamiento, la distancia del consultorio y las familias disfuncionales.

El ingreso en el hogar no procederá para menores de 12 años, embarazadas y puérperas, niños de 12 a 18 años con patologías crónicas asociadas, y pacientes con enfermedades crónicas descompensadas o en condiciones clínicas que pudieran traerles alguna gravedad.

Se procederá al ingreso domiciliario además de personas positivas asintomáticas y de bajo riesgo y en instituciones positivos de bajo riesgo que presenten síntomas moderados, igual que los de mediano y alto riesgo que manifiesten síntomas leves o moderados.

A partir de la implementación del nuevo protocolo para el tratamiento de pacientes de COVID-19, actualizado ante el difícil panorama que atraviesa el país, del cual no Camagüey, los procedimientos favorecerán una mejor atención a los ingresados y el aprovechamiento de las capacidades ya sea en hospitales o extensiones de estos.

Acerca de la evolución para conceder el alta, se precisó que deben tenerse criterios clínicos y a partir del quinto día, y luego de efectuado otro test de antígeno que confirme que no posee la enfermedad.

Quienes resulten positivos al citado test se reevalúan a las 48 horas y de persistir positivo, deberá someterse a un PCR, explicó el galeno.

Puntualizó además que en el caso de los viajeros que arriban al país como parte del chequeo en frontera deberán efectuarse un test de antígeno con tecnología SUMA (Sistema Ultra Micro Analítico) o biosensor, y si el resultado es positivo siempre la confirmación será por PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), y al concluir la cuarentena de igual modo serán estudiados con muestras PCR.

Otra de las modificaciones está relacionada con los viajeros procedentes de Rusia, cuyo PCR será a los 12 días de haber llegado a Cuba, y los restantes luego de transcurridos cinco días.

Morán Giraldo insistió en la importancia de la indagación al tratar los viajeros de Rusia con el objetivo de tener una certeza de su nación de origen, pues muchos vienen a Cuba por un tercer país, lo cual puede conducir a la duda.
Directivos y especialistas indicaron a los funcionarios de cada municipio o área de salud, que el documento se tiene que facilitar impreso para su comprensión y estudio, a cada médico, enfermera o estudiante que laboran en el enfrentamiento a la COVID-19.

julio 20/2021 (ACN)

julio 21, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code