Como aves de mal agüero hubo quienes, desde libelos, redes sociales y hasta en la realidad lanzaron sus adivinaciones cuando Cuba abrió las fronteras, reinició el turismo, retomó la presencialidad en las clases, apostó por vacunas propias y así ha sido cada vez que el país ha actualizado las medidas de enfrentamiento y control de la pandemia.

Por supuesto que existen escépticos y personas que dudan sin malas intenciones, más bien preocupados, pero estos se van calmando en la medida en que van viendo resultados como el descenso de la cantidad de casos y sobre todo de las muertes precisamente a partir de la multitudinaria celebración del Primero de Mayo.

En LA GUAGUA: Si creo en la segunda mentira, será mi culpa abordamos el tema de las falsas noticias para atacar la Revolución.

Pues bien: En el tema del enfrentamiento y control a la enfermedad pulmonar covid-19 causada por el coronavirus SARS-CoV2, los enemigos en el campo mediático se concentraron en emitir vaticinios sobre futuras desgracias y aparentemente no lanzaban falsedades sobre los sucesos del momento.

No mentían acerca de lo que sucedía, pero trataban por todos los medios de que la realidad del instante no fuera visible, pues tales malos augurios no resisten el análisis desde lo que está ocurriendo, como es el caso de las nuevas medidas en vigor desde este martes 31 de mayo:

Aunque apelan fuertemente a estimular el miedo para nublar el razonamiento y lograr la aceptación de sus adivinaciones, han tenido que sufrir el impagable precio de la pérdida de credibilidad, cuando los hechos demuestran que en vez de augurios, estaban usando armas de agresión.

Datos como este, no les convienen a los agresores mediáticos:
Nueve semanas consecutivas con una tendencia a la disminución de los casos confirmados de la COVID-19, ratifican que Cuba mantiene un control de la enfermedad en todo el territorio nacional

Ni tampoco este:
Tenemos un fuerte control a partir de todas las medidas que se han tomado, de las vacunas, de los refuerzos

Los hechos son tan testarudos que siempre están ahí, como este:
Al cierre de la semana 21 -con fecha 28 de mayo- la transmisión de la enfermedad disminuyó en un 81,1 por ciento, respecto al mes de abril; el número de casos importados también decreció notablemente y bajó la cifra de pacientes hospitalizados.

Y si de predicción científica se trata, este es irrebatible:

Se pronostica para las próximas semanas que se mantenga el control de la epidemia en el país, con una tendencia a la disminución progresiva de casos confirmados de la COVID-19, así como de pacientes hospitalizados, y una letalidad casi nula.

No obstante, el primer secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermudez alerta:

Al fin sin mascarillas, pero no siempre ni en todas las situaciones. Les recomiendo ver adecuación de nuestros protocolos para esta etapa. Un pueblo informado es un pueblo protegido.

El nasobuco debe continuar usándose en consultas médicas y servicios de hospitalización que así lo requieran, y áreas con restricción durante los controles de foco.

Es obligatorio el uso de mascarillas en las personas que presentan síntomas respiratorios.

Es importante que las personas vulnerables continúen haciendo uso de la mascarilla como medida de protección, no solo ante la covid-19

Se recomienda uso de la mascarilla en escenarios con aglomeración de personas donde no sea posible mantener un adecuado distanciamiento físico.

En resumen: no debemos confundirnos, pues lo que ha cambiado es que antes había obligatoriedad de usar la mascarilla, como afirma el premier Manuel Marrero Cruz:

no estamos aprobando la eliminación del naso buco, sino la eliminación del uso obligatorio, que es lo que estaba establecido hasta ahora.

junio 01/2022 (Trabajadores)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code