Más de cuatro millones de dosis de la vacuna anti-COVID-19 Abdala, primera concebida y producida en América Latina, se aplicaron hasta hoy a niños y adolescentes de Cuba y Nicaragua.

El inmunógeno, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de esta isla, recibió aquí el 27 de octubre del 2021 el autorizo de uso en emergencia para la población pediátrica en edades comprendidas entre los dos y los 11 años.

Los resultados del estudio clínico Meñique confirmaron recientemente que induce elevados títulos de anticuerpos IgG anti-RBD y tienen actividad neutralizante contra el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la covid-19.

Los ensayos evidenciaron un aumento de los títulos de anticuerpos de un 99,15 por ciento en los pequeños de entre tres a 11 años, mientras que en el grupo de 12 a 18 el porcentaje alcanzó el 92,28.

El CIGB informó el pasado enero que trabaja en un estudio clínico con Abdala en menores de dos años de edad, ante la amenaza que la enfermedad supone para este grupo poblacional.

Dos años es el mínimo para recibir alguna de las vacunas cubanas concebidas contra la covid-19, y si se valida la eficacia del inmunógeno en edades inferiores, sería un resultado sin precedentes en el enfrentamiento a la enfermedad a nivel mundial.

La entidad regulatoria cubana dio luz verde a inicios de septiembre del pasado año al empleo en niños de entre dos y 18 años de los fármacos Soberana 02 y Soberana Plus, del Instituto Finlay de Vacunas.

La decisión convirtió al país caribeño en el primero a nivel internacional en proteger a ese grupo poblacional contra la enfermedad, un hecho que siguieron Nicaragua y Venezuela.

Cuba impulsa también dos candidatos vacunales (Soberana 01 y Mambisa) en fase de ensayos clínicos con resultados importantes, según fuentes oficiales.

febrero 13/2022 (Cuba Si)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code