Intensifican medidas de control en hospital Antonio Luaces de Ciego de Ávila Ante el incremento de casos positivos a la COVID-19 en Ciego de Ávila durante la última semana, se extreman las medidas de seguridad y prevención en el hospital general docente Antonio Luaces Iraola, de la ciudad capital.

Alberto Moronta Enrique, director de centro hospitalario, destacó a la prensa que el reforzamiento de las regulaciones tiene el propósito de mantener la pandemia bajo control y darle sostenibilidad al programa materno infantil, que hoy ocupa el 80 por ciento de la capacidad del centro.

Lea más: Extremar medidas ante compleja situación epidemiológica en Cuba

Recordó que ante la necesidad de utilizar el hospital Roberto Rodríguez, del municipio de Morón para la atención a pacientes positivos al virus SARS CoV-2, se concentran las urgencias y emergencias médicas de todas las especialidades en el Antonio Luaces, en tanto se desvían hacia la instalación moronense también los sospechosos con síntomas respiratorios.

Además de las medidas habituales desde que comenzó la pandemia, como distanciamiento social, uso del nasobuco y lavado de las manos, se implantó el pesquisaje de pacientes y trabajadores y la encuesta epidemiológica a todos los que son atendidos en servicios de urgencia para identificar síntomas o nexos con algún caso confirmado.

Explicó que tal control permite conocer si los enfermos proceden de un área de salud cerrada por cuarentena para darle atención diferenciada y evitar que se enfermen los trabajadores o la aparición de un foco dentro del hospital.

Moronta Enrique puntualizó entre otras acciones la suspensión de las visitas y acompañantes, estos últimos autorizados solamente para los pacientes que no pueden valerse por sí mismos, ubicación de mensajeros para trasladar ropas o alimentos desde la puerta de entrada hasta las salas y la creación de ofertas gastronómicas para acercar la venta de merienda o comida y evitar salidas o flujo de personal en los pasillos.

También se refuerza con apoyo policial el área externa, en aras de evitar el tránsito innecesario o estacionamiento de vehículos y facilitar el acceso de los necesitados.

El directivo recordó que muchos de los servicios que se prestan en urgencia también están habilitados en las aéreas de salud y policlínicos para disminuir la carga asistencial en el centro y optimizar los recursos, a la par que se acorte el tiempo de atención a los que necesariamente llegan a la institución.

Precisó que en el Antonio Luaces hoy no existe ningún caso positivo a la COVID-19 ni tampoco control de foco abierto, por lo que la población puede estar tranquila, no obstante es importante cumplir los protocolos para evitar que los 500 ingresados actualmente contraigan el virus dentro de la institución.

Puntualizó que el último caso confirmado – hace más de 15 días- fue un paciente ambulatorio de hemodiálisis que se identificó y aisló oportunamente hasta su traslado a Morón, pero que no generó ninguna trasmisión entre el personal del servicio, lo que da la medida de que se cumplen los protocolos.

En los últimos cinco meses de epidemia solo se han identificado 35 casos con puntos de contacto con el centro hospitalario avileño, pero ninguno de ellos generó cadenas de trasmisión o eventos que implicaran a la institución, subrayó.

A la espera de la aplicación de la segunda dosis del candidato vacunal Abdala a todos sus trabajadores, a partir del próximo lunes, el Antonio Luaces trabaja para que no se repitan situaciones como las originadas durante un rebrote de COVID-19, cuando se produjo un evento institucional con más de un centenar de enfermos entre trabajadores, paciente y familiares.

mayo 21/2021 (ACN)

mayo 21, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code