Pinar del Río, 6 oct (ACN) La compleja situación epidemiológica de Pinar del Río demandó el aumento de las capacidades para la asistencia médica en la provincia epicentro de la COVID-19, de ahí la habilitación del hogar materno regional Justo Legón Padilla como extensión del hospital León Cuervo Rubio para pacientes con la pandemia y convalecientes.

Hace poco más de 15 días el centro acoge a personas que se encuentran bajo vigilancia por su estado de salud, la mayor parte dependientes de oxígeno y tratamiento con algún antibiótico, explicó a la prensa la doctora Ana Lidia Hernández Rojas, al frente de la institución.

Detalló que dotados de un banco de oxígeno y tres balones de aire comprimido para el servicio de aerosol a quienes lo necesiten, la institución cuenta con un protocolo de traslado de enfermos ante el agravamiento de su cuadro clínico.

Tenemos pacientes, que, dentro de su gravedad, están estables. Todos saturan por encima del 90 por ciento, con buenos signos vitales y por lo general ya llevaban varios días con antibióticos en otras instituciones hospitalarias, de mayores nivel y condiciones, aseveró el doctor José Carlos González, residente de primer año de Cirugía.

Apuntó que esta iniciativa contribuye a darle atención a otros pinareños en peores condiciones de salud, toda vez que permite descongestionar las salas de terapia del León Cuervo Rubio, destinado a enfermos con COVID-19 hace más de un año.
Con 103 camas, de ellas 20 destinadas a pacientes moderados o críticos, disponen de 41 profesionales sanitarios en servicio, de los cuales 18 médicos y enfermeros integran el contingente Henry Reeve que refuerza las prestaciones en Vueltabajo, de cara a combatir el virus SARS-CoV-2.

Uno de ellos es el granmense René Guerra García, especialista en Medicina General Integral quien permaneció durante dos meses en Matanzas como parte de las brigadas que apoyaron en la contención de la tasa de incidencia de la pandemia en ese territorio.

A su llegada a la tierra más occidental, el pasado 20 de septiembre, dijo que salvar vidas constituía su principal motivación aquí, además de mejorar los indicadores sanitarios.

Para habilitar el hogar materno regional con estas nuevas funciones fue necesario trasladar a las gestantes hacia el hotel y la escuela provincial del Partido, instituciones que reajustaron sus rutinas en pos de mantener la calidad de la atención integral a mujeres de los 11 municipios.

Al respecto, el doctor Juan Carlos Corbillón Correa, apuntó a la ACN que con el cambio no se interrumpieron los servicios y de conjunto con el Sistema Integrado de Urgencias Médicas (SIUM) garantizan el movimiento de las embarazadas en labor de parto o con alguna emergencia.

Asimismo, se han creado las condiciones para cumplir al pie de la letra los protocolos y preservar el objeto social del centro sanitario.

octubre 06/2021 (ACN)

octubre 8, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: COVID-19, Cuba, Salud Pública, virus | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code