La Habana, 24 oct (ACN) La poliomielitis es una enfermedad altamente contagiosa ocasionada por el virus de la polio, que puede atacar el sistema nervioso central y causar inflamación del cerebro y de las neuronas motoras de la médula espinal, produciendo atrofia muscular, parálisis, deformidad y hasta la muerte; de ahí la importancia de prevenirla mediante la vacunación.

En la región de las Américas desde hace 30 años no se reportan casos de poliovirus salvaje, cuando en agosto de 1991 se diagnosticó el último niño en Perú y tres años después la Organización Panamericana de la Salud (OPS) declaró la región libre del padecimiento.

No obstante, las autoridades sanitarias mantienen su compromiso de que el virus no vuelva a las Américas y en este Día Mundial contra la Polio la campaña mantiene como lema “Fin a la Polio», para apoyar a los esfuerzos de erradicación a nivel mundial, incluyendo continuar con la vacunación y las acciones de vigilancia epidemiológica.

Cuba es el único país que aplica la vacuna contra la poliomielitis en campaña, lo que protege de contraer la enfermedad, favorece que en un corto período de tiempo los niños estén inmunizados y garantiza que el virus se mantenga eliminado desde 1962.

Antes del triunfo de la Revolución, en el país se produjeron epidemias de poliomielitis en los años 1934, 1942, 1946, 1952 y 1955, que afectaban fundamentalmente a la población infantil, aunque también se registraron algunos casos en adultos, afirmó en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias el doctor Miguel Ángel Galindo Sardiña, Miembro de Honor de la OPS y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El eminente epidemiólogo dijo que el Programa Nacional de Inmunización se convirtió en una prioridad del Estado cubano, bajo los principios de gratuidad, accesibilidad, amplia cobertura e integración a la Atención Primaria de Salud.

Así, el 26 de febrero de 1962 comenzó la primera campaña de vacunación antipoliomielítica, con el apoyo de las organizaciones de masas del país, las cuales distribuían la vacuna en forma de caramelos a los niños de un mes de nacido hasta 14 años de edad.

Para el segundo semestre de 1962, Cuba se convirtió en el primer país de América Latina en declararse territorio libre de la enfermedad, logro que sería certificado en 1994 por la OMS y la OPS.

En tiempos de COVID-19 no se pueden debilitar los programas de vacunación, insistió Galindo Sardiña, porque mientras exista un solo niño infectado en el mundo, los infantes de todos los países corren el riesgo de contraer la enfermedad.

El Día Mundial contra la Polio se celebra cada 24 de octubre desde 1988 para conmemorar el nacimiento de Jonas Salk, quien dirigió el primer equipo que desarrolló una vacuna contra la poliomielitis.

octubre 24/2021 (ACN)

octubre 25, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: Cuba, De la prensa cubana, Día Mundial, Niños, Salud, Salud Pública, vacunación, virus | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code