Guantánamo, 16 nov (ACN) Un equipo de médicos especialistas del hospital general docente Doctor Agostinho Neto y profesores de la Universidad de Ciencias Médicas de Guantánamo (UCMGT) caracterizaron desde el punto de vista clínico y quirúrgico a 86 pacientes diagnosticados con pancreatitis aguda en el mayor centro asistencial de la provincia, en el período 2016-2020.

El Doctor Fidel Alejandro Abad-Miranda, al frente del estudio descriptivo, retrospectivo y longitudinal, comentó que el 70,9 por ciento de los aquejados padecieron la enfermedad en fase temprana, mientras el 90,7 fue diagnosticado con pancreatitis edematosa intersticial, el 51,2 prescriptos de grave y el 32,6 señalados con la variante biliar.

Todos los enfermos manifestaron dolor abdominal como principal síntoma, mientras siete de cada 10 padecieron de hiperamilasemia (exceso de la enzima pancreática amilasa en la sangre), presentaron anormalidades en el ultrasonido y en la tomografía de páncreas, revelaron los investigadores en un artículo publicado en el último número de la revista Información Científica (septiembre-octubre de 2022).

En el sondeo también analizaron las variables edad, sexo, clasificación, etiología, diagnóstico, tratamiento, complicaciones de la pancreatitis y la estadía evolución, y asumieron los resultados de glucemia, calcemia, amilasemia, ultrasonido diagnóstico abdominal y tomografía axial computadorizada de abdomen al momento del ingreso.

La necrosectomía (drenaje transluminal del tejido necrótico pancreático sólido o en licuefacción) fue el proceder quirúrgico recurrente en todos los pacientes intervenidos, los cuales presentaron complicaciones, señaló el Doctor Reinaldo Elías Sierra, subjefe de la Unidad de Cuidados Intensivos Polivalente declarada de referencia nacional en el hospital Agostinho Neto.

Merecedor del Premio al Mérito Científico en el Concurso Anual de Salud 2021 en el oriental territorio, el destacado galeno concluyó que la pancreatitis aguda impacta en Guantánamo como una problemática de salud médico-quirúrgica, más común en su forma grave determinada por litiasis (existencia de cálculos) en la vía biliar.

Cuando el páncreas funciona mal o se inflama, sus enzimas actúan de un modo hostil y empiezan a destruir el tejido de la propia glándula porque la reconocen como si fuera “un enemigo”, entonces deja de cumplir su función a nivel del intestino y la sangre, y provoca mala absorción de los alimentos y una consecuente malnutrición.

noviembre 16/2022 (ACN)

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code