Al hacer un balance de su gira por Centroamérica y Cuba, el presidente Andrés Manuel López Obrador enfatizó: “Tenemos que ver hacia el sur y no dar la espalda a los países de nuestra América”.

Con Cuba, dijo, se firmó un acuerdo en salud que incluye la contratación de más de 500 médicos de la isla para enfrentar el déficit que tienen nuestro país, en particular en las zonas más vulnerables; el envío a aquella nación de médicos generales mexicanos, becados por su gobierno, para formarse en especialidades; y la importación de la vacuna cubana contra el covid-19 para aplicarla en niños. Esto en el marco de los 120 años de relaciones bilaterales.

Ayer, durante la conferencia matutina, el mandatario refirió que debido a las políticas neoliberales que dejaron fuera de la educación pública a miles de aspirantes a estudiar medicina, México tiene un déficit de médicos generales y de especialistas.

“Podemos tener hospitales, pero no tenemos pediatras, y más si se trata de ir a trabajar a hospitales en zonas pobres, porque los profesionales de la medicina, pues tienen familia y quieren trabajar donde puedan ir sus hijos a la escuela o tengan mejores condiciones para su desarrollo”, aseveró.

Destacó que en las cinco naciones que visitó se ve a México como un “hermano mayor” y planteó que nuestro país es promotor de la integración de Norteamérica.

Confirmó la reunión privada que tuvo con el líder de la revolución cubana Raúl Castro, de 91 años de edad y quien está ya en retiro, a quien consideró “parte de la historia” de esa nación, aunque no profundizó en lo que habló con el comandante.

López Obrador resaltó además la labor de su homólogo en la isla: “Quiero expresar abiertamente mi gran satisfacción por constatar que Cuba tiene un extraordinario presidente, Miguel Díaz-Canel. Un hombre honesto, trabajador, humano, una muy buena persona, un buen servidor público y un buen ser humano y eso me dio mucho gusto. Porque se trata de un pueblo, de un país hermano”.

Reiteró su petición al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de no excluir a ninguna nación de la Cumbre de las Américas, a realizarse en junio próximo en Los Ángeles, así como su propuesta de que América se integre en una forma similar a la de la Unión Europea.

Con Belice, detalló, se firmó un acuerdo para eliminar aranceles a sus productos. “Tenemos un comercio que nos favorece: por cada 10 pesos de comercio, nueve son de exportaciones a Belice y un peso es lo que ellos nos venden. Y aun así, con una política equivocada, se habla de libre comercio, pero en la práctica no se lleva a cabo este principio y se cierran fronteras, entonces decidimos quitar aranceles para alimentos, pescados, mariscos, productos agrícolas y para la ganadería”.

En El Salvador y Honduras se verificó y ratificó la continuación de los programas Jóvenes Construyendo Futuro y Sembrando Vida; en tanto que en Guatemala se aplicará el segundo, además de que se inscribirá en el Instituto Mexicano del Seguro Social a casi 30 mil campesinos guatemaltecos que trabajan en campos mexicanos de manera temporal.

El mandatario mexicano agradeció el trato a su persona, al grado de que los gobiernos de Cuba, Honduras y Guatemala le confirieron sus máximos reconocimientos: la Orden José Martí, la Orden Civil José Cecilio del Valle y la Orden del Quetzal, respectivamente. Al respecto, el Presidente consideró que estas muestras no se deben a él, sino al respeto, cariño y admiración que hay en esos países por el pueblo de México.

mayo 10/2022 (Cuba Si)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code